martes, 11 de octubre de 2016

Mantenerse positivo cuando todo va mal

En algunos momentos de la vida, parece que las cosas van sólo de mal en peor, quizá no estás en el empleo que realmente quieres, no ganas lo suficiente para vivir tranquilo, tu vida personal puede tener algunos tropiezos o quizá tu salud no se encuentra bien del todo. Sí, hay momentos en la vida donde uno puede no estar contento o conforme con su situación actual, y ese sentimiento de negatividad hace aún más difícil salir del círculo vicioso.

Por ello, para dar "vuelta a la tortilla" y que las cosas empiecen a mejorar yo propongo tener listo un plan de acción, un plan que te ayude a cambiar sentimientos negativos por confianza en que en el fondo todo está bien, que no hay mal que dure cien años y definitivamente no hay cuerpo que lo resista.

Entonces, para armar tu plan sigue los siguientes pasos:

1. Haz una lista de todas las cosas que quieras mejorar en este momento.
2. Haz una lista de cómo quieres que quede la situación (sé muy específico). Por ejemplo, si actualmente ganas USD 1,000 al mes y no te parece suficiente, tu lista debe quedar: "Gano USD 5,000 al mes" o el monto que para ti sea suficiente, lo importante es que sea un monto que para ti sea realista.
3. Para cada situación deseada debes escribir 5 acciones que están bajo tu control para conseguirlas. Por ejemplo para nuestro ejemplo del sueldo podrías escribir: "Postular 5 trabajos al día con el sueldo que busco", "Empezar a dictar clases particulares de matemáticas por un monto de USD 1,000 mensual", "Iniciar una empresa de delivery de almuerzos por USD 3,000 mensual", "Hablar con mi jefe actual y solicitar un aumento de sueldo", "Escribir un libro, dos páginas todos los días, para obtener ingresos pasivos de USD 2,000 todos los meses".
4. Una vez que tengas todas las acciones para cada situación de mejora, valora qué situaciones son las que quieres mejorar primero, tu vida personal? Tu trabajo? Tu salud? Una vez qué decidas qué situación mejorar primero enfócate en esa situación, es mejor ser ordenado e ir una por una, que tratar de cambiar todo a la vez.
5. Recuerda que no todos los cambios son inmediatos, pero si eres disciplinado lograrás todos los resultados. Para ayudar a mantenerte motivado recuerda mantener tu fe, rezar siempre te dará confort, hacer ejercicios, concientemente asegurarte de utilizar un lenguaje positivo, tener una lista de cosas por las que estás agradecido y visualizar que las situaciones ya son como las quieras te ayudarán a acelerar el proceso de obtenerlas.

Espero que tengas una buena semana!

0 comentarios:

Publicar un comentario